Programa

Panel 19. Diversidades epistémicas y experiencias de interrupción de imaginarios hegemónicos

Hora: 10:00 am
Modera:
Ana María Lozano

(100 personas)

ID de reunión: 837 1529 6615

También puedes seguir la sesión en vivo aquí

Relaciones peligrosas: colonialismo interno & racismo & canon & patrimonio

Ana María Lozano Rocha (amlozanoroc@unal.edu.co) - Colombia
El último mes en Colombia ha estado definido por las violentas situaciones relacionadas con el paro nacional. En este marco, algunas comunidades indígenas han tomado de su mano la interrogación a los monumentos que se inscriben en el espacio público y con ello, han osado preguntar qué cosa es el patrimonio. Las luchas por la hegemonía de la representación están en escena. La estatua de Gonzalo Jiménez de Quesada, fundador de Bogotá y emplazada delante de la Universidad más antigua del país fue tumbada en días pasados. La posición oficial respondió con voz casi unánime: «¡vándalos!», mientras un grafiti en el centro de Bogotá decía «Jiménez de Quesada vive!». Vale aclarar que las ciudades colombianas están pobladas por la presencia en mármol y piedra, de símbolos coloniales, patriarcales e imperiales. La presente ponencia indaga en temas como el de la representación, la construcción del canon y la revisión del patrimonio en relación con el caso colombiano, país democrático, pluricultural y multiétnico. Dentro del actual debate político, se han dejado ver tensiones profundas, heridas coloniales, así como manifestaciones de racismo estructural y sexismo. En una cierta medida, lo que la protesta pública ha hecho manifiesto, es la necesidad apremiante de revisar a la luz de los últimos acontecimientos, bajo qué imaginarios se ha construido Colombia como estado nación y qué contranarraciones y contrarelatos están pidiendo voz, escenificándose en el espacio público.

Significancia de la opresión en procesos educativos de México y Costa Rica

Ana Elizabeth Hernández Espino (anaehe@gmail.com) - Uruguay
Los modelos educativos tienen miradas hegemónicas enraizadas en el colonialismo con aspiración a una mayor globalización, donde los procesos escolares concretizan una reproducción de la opresión. La incidencia de organismos internacionales influye en esta mirada y por medio de las condiciones que ponen para dar fondos, reafirmar esa mirada. La violencia internalizada en estos modelos no alienta procesos liberadores. En una investigación doctoral se estudió algunos procesos educativos de México y Costa Rica, donde se identificó significaciones de la opresión distintas al modelo hegemónico. En un análisis multinivel por categorías y por dimensiones de la educación popular se pudo arribar a la identificación de la mirada opresiva instalada como objeto de estudio de sus procesos educativos. Los referentes o educadores populares de estas experiencias son traductores culturales que guían a las comunidades educativas hacia procesos liberadores, desde una ética comprometida.

Si me permiten hablar. Recordar la violencia del posconflicto desde el saber subalterno

Grober Omar Quichua Ayva (omar.quichua@pucp.pe) - Perú
La siguiente propuesta analiza la poética del subalterno y la fundación de una historiografía-otra del periodo del posconflicto armado en el Perú y Latinoamérica. Para ello, se cuestionará, en primer lugar, la eficacia de los mecanismos de memoria, propuestos desde la academia y el arte, para revelar las contradicciones de la narrativa institucionalizada por el Estado. Por un lado, las iniciativas academicistas corren el riesgo de cosificar la memoria y restar potencial político a las víctimas; su intervención en el presente es insuficiente e incluso contraproducente para rearticular el saber hegemónico. Por otro lado, el arte abre espacios que exponen el carácter escindido de la nación y la memoria colectiva; disiente abiertamente con el suelo ideológico de un discurso que se resiste a recordar en virtud del desarrollo de una responsabilidad e identificación con las poblaciones más afectadas por la violencia. El arte aventaja al academicismo y la institucionalización, no obstante, resulta entrampado en el binarismo Estado/comunidades campesinas (victimario/víctima) que limita el reconocimiento de la víctima a tal categoría. Por tanto, en segundo lugar, se sostendrá la importancia de reconocer los ejercicios de memorias locales y regionales con el objetivo de superar la (insistente) representación del otro, que finalmente no habla. La poética del subalterno porta un saber con la capacidad de fundar una historiografía-otra y resquebrajar el marco epistémico hegemónico en tanto rehúyen a cualquier forma de mediación cultural en función de una expresión en sus propios términos, en defensa de la autoridad su voz y su verdad.

Nosotras en la Escena: Resignificación de la escena punk en Guatemala a través del feminismo y la presencia de las mujeres

Fabiola Virginia Morales Ortíz (favimorales2001@yahoo.com) - Guatemala
En el imaginario social, el punk en Guatemala se resume en espacios con presencia mayoritariamente de hombres heterosexuales que disfrutan a través de intercambios musicales. Canciones cortas, ritmos rápidos, guitarras y los gritos que acompañan las melodías. El uso del cuerpo y el contacto entre lxs participantes como ritual que anima a la liberación de endorfinas y la sensación de explosión. «La música y la cultura punk no son esencialmente masculinas, sino socialmente (re) producido como masculino dentro de un conjunto de espacios, discursos y prácticas de género. Las prácticas y los sonidos corporales punk se convirtieron en sitios vitales para la construcción, exploración y consolidación de la masculinidad heterosexual...» (Downes, 2012). Las voces de las mujeres que fueron y seguimos siendo parte de la escena, identificamos cada vez con mayor fuerza, la necesidad de cambiar dinámicas que nos ubican en posiciones de desventaja y vulnerabilidad. Ese interés de resignificar los espacios a través de lógicas feministas y la creencia que la historia puede ser distinta. A partir de dicho interés, Nosotras en la Escena es un proyecto de construcción de memoria, en el que a través de la fotografía contamos la historia de cómo las mujeres disfrutamos, nos posicionamos y apropiamos del goce a través de la música y el intercambio con otrxs. La posibilidad de explorar las barreras del género, el poder que ejercemos a través de la creación musical, generación de contenido o únicamente promover espacios de gozo libres de sexismo, racismo, clasismo y discriminación.
Todos los derechos reservados.